Ala Ath Atl Bar Bet Cel Dep Eib Esp Get Gir Hue LP Leg Lev Mal Ray RM RS Sev Val Vall Vill Lug Ovi

[OPINIÓN] Real Madrid K.O ¿y ahora qué?

BALE, BENZEMA, MODRIC…. LA IMAGEN DE LA IMPOTENCIA TRAS LA DOLOROSA E INESPERADA ELIMINACIÓN DE LA CHAMPIONS DEL REAL MADRID. EL CUADRO BLANCO TOCA FONDO EN UN AÑO PARA OLVIDAR. ES EL FINAL DE UN CICLO Y TOCARÁ RECONSTRUCCIÓN EN VERANO. FUENTE FOTO: AGENCIAS.

Tanto va el cántaro a la fuente…. dice el refrán….. El Real Madrid tocó fondo el martes 5 de marzo de 2019. Tanto jugar a la lotería es lo que tiene; una temporada más el conjunto blanco se aferraba a la Champions, su competición fetiche, donde han logrado hacer historia con sus 13 títulos, 4 en los últimos 5 años y 3 de ellos consecutivos, algo que posiblemente no se repetirá en lo que queda de siglo…. o de historia, pero esta temporada salió cruz.

El final de un ciclo

Dicen que todas las leyendas tienen un principio y un final. Pues bien, el reinado europeo del Real Madrid tocó a su fin más de 1000 días después. Un Ajax valiente, fresco, osado y con gran talento le dio el golpe de gracia a un equipo que ya venía tocado tras caer en Copa del Rey ante el Barcelona y ver como LaLiga también la tienen casi imposible tras repetir derrota ante los culés en el torneo doméstico.

Tres derrotas en apenas 7 días, todas ellas en el Santiago Bernabéu, otrora templo de los milagros; especialmente dolorosa la del martes en Champions, donde un Real Madrid agotado – física y mentalmente – no pudo con el Ajax pese a traer un 1-2 de ventaja del partido del Amsterdam Arena. Los holandeses “bailaron” a un equipo blanco desconocido, pero solo por su historia, ya que había precedentes esta temporada de lo que podía pasar…. y pasó.

No se puede jugar 3 partidos en una semana con casi los mismos 11 jugadores, Solari debió darse cuenta. Tras caer en Copa del Rey ante el Barcelona, apenas tocó su equipo inicial para medirse de nuevo a los culés el pasado fin de semana, pese a saber que el título de liga estaba casi imposible; así le fue, el Real Madrid de nuevo confiaba en la Champions, donde ha puesto todas sus esperanzas las últimas temporadas, siempre con la fortuna como aliada.

Sin embargo, en esta ocasión no pudo ser; un conjunto cansado, sin ideas, desmoralizado, fallón, con la suerte en contra – 2 palos, 2 lesiones (curiosamente de 2 de sus mejores hombres de las últimas semanas, Vinicius y Lucas) -, demasiadas cosas en contra para hacer frente a un rival descansado, que no competía desde hace una semana, y que no se dejó amilanar por el lleno del Bernabéu. El talento de los Tadic, Zychev, Schöne, De Ligt o el reciente fichaje del Barcelona – De Jong – se impuso a una defensa dubitativa y un portero irregular, similares a las del cuadro blanco la fatídica noche del martes.

Con la eliminación europea, el Real Madrid se queda sin objetivos a 6 de marzo, el día de su 117 cumpleaños. Fuera de la final de Copa, fuera de la Champions, y con LaLiga casi imposible, el problema puede ser mayor, ya que en las altas esferas se teme un desplome que pueda incluso dejarles sin Champions la próxima campaña, aunque en mi modesta opinión muy mal tendría que hacer las cosas para que equipos como Alavés, Getafe, Valencia o Sevilla, por nombrar alguno, les apearan de los 4 primeros puestos.

Todos los equipos pasan un ciclo, lo tuvo el Milán de Sacchi, de Capello, el Barcelona de Cruyff, de Guardiola, e incluso el de Luis Enrique, el Bayern Münich de Heynckes, la Alemania de Löw,…. por solo citar unos cuantos, y ahora le toca al Real Madrid. La salida de Zidane el pasado verano fue premonitoria, si a ello le sumas la despedida de un grande como Cristiano Ronaldo y la falta de gol… el ciclo blanco toca a su final.

Ya se veían presagios durante la campaña, derrota en la Supercopa, goleada del Éibar, del Barcelona en el clásico liguero en la ida, derrotas inexplicables en el Bernabéu ante Levante o Girona apenas hace unas semanas…. y finalmente, para desgracia de la afición blanca, todo se consumó. La marcha de Zidane y su flor ha hecho que la misma que acompañó las últimas temporadas a los blancos se halla marchitado en los culos de Lopetegui primero, y Solari después.

Culpables

Muchas encuestas se han hecho desde la caída europea hasta hoy, y más que se harán. ¿Quién es el culpable de esta nefasta temporada (de mierda con el perdón de la palabra, como bien señaló Carvajal)?. ¿Florentino, jugadores, Solari, prensa?. No es fácil la respuesta, pero yo daré mi opinión.

En primer lugar creo que la mayor culpa recae en la cúpula directiva, encabezada por el señor Florentino Pérez. No se puede negar al máximo mandatario blanco su mérito en los últimos títulos de Champions, pero está claro que el pasado verano no estuvo a la altura. No quiso suplir la marcha de un buque insignia como Cristiano Ronaldo, el máximo goleador histórico de los blancos, confiando que el indolente Bale, el irregular Asensio o el “gato” Benzema serían suficientes para suplir al crack portugués.

Su remedio a la salida del entrenador mágico, Zinedine Zidane, fue contratar el ex seleccionador español Julen Lopetegui un días antes de comenzar el Mundial de Rusia, una decisión que ya en su día fue polémica y que no pudo salir peor. Ya el cuadro del vasco perdió en verano la Supercopa de Europa ante el Atlético de Madrid, primera señal de lo que podía pasar, y tras el cese del mismo, no fue capaz de hacerse con un técnico que recondujese la situación, apostando por un Solari que ha hecho lo que ha podido.

Jugadores fuera de forma y sin confianza

El segundo culpable que veo son los jugadores, ¿se han cansado de ganar?. No hay explicación al mal momento de hombres como Marcelo, Kroos, Casemiro o Bale. Es cierto que esta plantilla merece muchos elogios por lo logrado en el pasado, pero sin duda alguna esta temporada, salvo contadas excepciones, no han estado a la altura.

El lateral brasileño ha visto como un canterano como Reguilón le pasaba por la ¿izquierda?, el alemán está en un momento de forma alarmante, justo en el peor momento de la temporada, como si tuviera la cabeza en otro lugar. Casemiro ha tenido lesiones y no ha vuelto a ser el mismo, y posiblemente halla jugado los últimos choques por la lesión de Marcos Llorente, pero sin duda el peor parado es Bale.

El galés peca de figura, y aunque no niego su indudable calidad, también ha pecado de soberbia. Tras su gran final de temporada pasada, culminada con su golazo en la final de Champions, y con la salida de Cristiano Ronaldo, se esperaba que fuera la estrella del Real Madrid esta campaña, pero nada más lejos de la realidad. Sus actitudes – abandonar el palco o vestuario antes de acabar los partidos, no respetar al técnico en los cambios, indolencia total a la hora de saltar al campo, … -, pese a la defensa a ultranza de Solari, parece que le condenan a dejar el equipo blanco el próximo verano.

Modric comenzó mal la temporada, como Varane, por el cansancio del Mundial, pero al menos han demostrado compromiso, el croata se pegó contra el Ajax una paliza a correr, el francés lo intentó y se encontró con el poste,…. Sergio Ramos no se ni si mencionarlo, ya que su estupidez – consentida por Solari – de forzar la tarjeta en la ida viéndolo ya todo hecho, hará que ahora vea los cuartos de final en su sofa; sin embargo, su rendimiento si ha estado a la altura en la mayor parte de la temporada.

Por no hablar de Asensio, otro jugador de gran talento, del que la pasada temporada ya se consideraba candidato al Balón de Oro, pero que a la hora de la verdad no ha sabido dar el paso final. Sus palabras “no soy yo el que tiene que tirar del carro, para eso están otros jugadores…” también le han condenado, pese a su intento de arreglarlas. Sin confianza, sin recursos, ni su gol ante el Ajax lo salva.

¿Y Benzema?, aunque su temporada no estaba siendo mala del todo, pese a seguir fallando muchas ocasiones, el avance en su juego y número de goles parecía invitar al optimismo, pero en el momento clave de la temporada también ha desaparecido. Su resbalón en un posible 2-4 ante el Ajax es buena muestra de ello, un patinazo que también puede costarle poner fin a su etapa de blanco.

Así las cosas, que el Real Madrid pusiese sus esperanzas en dos jóvenes como Vinicius o Reguilón, de los más destacados los últimos choques, o un joven veterano como Lucas, siempre cumplidor, era sinónimo de desastre. Si a todo este cóctel añadimos que Courtois no ha estado tampoco a la altura, echando muchos de menos a Keylor Navas, así encontramos el final del ciclo del rey de Europa los últimos años.

El papel de Solari

Otro culpable parece Solari, el todavía técnico blanco no ha sabido reconducir la situación pese a un comienzo prometedor. La falta de confianza en Isco, un jugador de una calidad innegable, al que no ha sabido – o querido – reconducir, poniendo por encima su orgullo del del equipo. Una mala gestión también con Marcelo, muy lejos del gran jugador de otros años, pero que tampoco ha sabido recuperar, ya que le dio titularidades sin sentido, donde se notó su mala forma, ¿no era más sencillo ir dándole minutos para que cogiese confianza? … en fin.

Otras decisiones incomprensibles del argentino parecen la gestión de los minutos. De pronto Ceballos contaba mucho, después desaparecía de sus planes y era Valverde el que jugaba. Odriozola tan pronto era titular como descarte…, lo de Isco….,¿y Mariano?, el único jugador traído este verano con gol que por unas causas u otras, en su mayor parte decisión técnica, no ha contado, como prueba clara es que ayer fuese descartado…  otra decisión a mi entender desafortunada.

Ah, olvidaba a Brahim Díaz, el joven talento malagueño fichado este invierno del Manchester City. Debutó, jugó otro partido y desapareció. El Real Madrid no fichó en invierno gol cuando aún estaba a tiempo de arreglar las cosas, pero la obsesión de Florentino por Neymar….. es otra de las razones de la catástrofe.

Un hilo de esperanza

Con el final del ciclo habrá que empezar a tomar decisiones, la primera el futuro técnico, ya que Solari, pese a su contrato hasta 2021, está sentenciado. ¿Quién se hará cargo del Real Madrid ahora para volver a convertirlo en un cuadro ganador?; muchas apuestas, Klöpp, Low, Conte, Allegri, Pochettino, Guti, Raúl,…, son algunos de los nombres que suenan, amen del posible retorno de Mourinho, que crea desacuerdo en la afición, o incluso la vuelta de Zidane como apunta algún programa deportivo – algo que, llamadme incrédulo, no veo factible -.

Y después, ¿qué?. La plantilla necesita una revolución, ya que aunque la esperanza radica en los jóvenes como Reguilón, Marcos Llorente, Vinicius o incluso Rodrygo cuando llegue este verano, falta ver que va a suceder en el futuro, entre otros con Brahim.

Lo bueno es que hay tiempo para reconstruir, 4 meses por delante para tomar decisiones: salidas, entradas,…, pero sin dejarse ir, algo que deberán demostrar los jugadores, que en este momento tan duro han de demostrar profesionalidad y dejárselo todo en el campo para que el Real Madrid no se arrastre lo que queda de temporada.

Candidatos a dejar el equipo hay muchos, comenzando por Marcelo – que parece que seguirá los pasos de Cristiano y se irá a la Juventus -, Bale, que puede volver a Inglaterra, o Isco – que solo podría quedarse si llega un técnico que confíe en él, pero sin descartar más sorpresas como la marcha de Benzema, Kroos, Asensio, Casemiro, o Modric, pese a estar recién renovado.

Y luego habrá que pensar en qué jugadores hacen falta. Está claro que se necesita gol, pero también talento a la hora de crear juego. Nombres que suenan como Harry Kane, Neymar, Mbappé, Hazard, Eriksen, …., ilusionarían a la afición, pero no será fácil lograr sus fichajes, ya que en los 3 primeros casos, sus clubes pedirán cantidades de dinero a las que Florentino no parece estar dispuesto a llegar.

Las opciones más factibles parecen Hazard, Eriksen o Icardi, ya que el primero no deja de demostrar su amor por el Real Madrid, si bien el hecho de la sanción al Chelsea puede complicar su llegada. Eriksen es otra alternativa, ya que no parece querer renovar con el Tottenham, pero negociar con David Levy ya se sabe cómo es…., con lo que yo apostaría por Icardi, un jugador de gran calidad, con mucho gol y cuyo precio no es excesivo. Quizás sea la primera apuesta del verano….

Y aunque también se da ya por fichado a Eder Militao, central brasileño del Oporto, habrá que ver que ocurre tras la debacle. Sin embargo, hay un nombre que no sé porqué no suena, ya que a mi entender daría un nuevo aíre al cuadro blanco: Rabiot. El francés, que acaba contrato en junio, y que parecía fichado ya por el Barcelona, no ha dado pistas de su futuro, y los culés parecen cansarse de esperar. ¿Por qué no ir a por él?.

En resumen, el ciclo blanco se acabó, toca levantarse. El mejor club del siglo XX y de los últimos años en la Champions ha caído, pero no está muerto. Tendrá que reconstruirse, pero a buen seguro que volverá a competir, ya que como dije al principio…. las leyendas nacen….. y desde luego pueden renacer.

MÁS NOTICIAS:

Lesionados, dudas y sancionados jornada 27

Probables alineaciones jornada 27 Liga Española

Los bares deportivos se consolidan en España

Deja un comentario