Ala Ath Atl Bar Bet Cel Dep Eib Esp Get Gir Gra Hue LP Leg Lev Mal Mall Ray RM RS Sev Val Vall Vill Lug Ovi

Fichaje de Griezmann por el Barcelona desata el caos

ANTOINE GRIEZMANN QUIERE JUGAR EN EL BARCELONA Y EL CLUB CULÉ LO QUIERE, SIN EMBARGO, SU FICHAJE, QUE PARECÍA EN SU RECTA FINAL AL BAJAR SU CLÁUSULA ESTE MES DE JULIO, HA DESATADO LA GUERRA ENTRE LOS CATALANES Y EL ATLÉTICO DE MADRID, CON EL QUE EL FRANCÉS AÚN TIENE CONTRATO. FUENTE FOTO: AGENCIAS.

Lejos queda de concluir el fichaje de Griezmann por el Barcelona como todo parecía indicar al bajar la cláusula del delantero todavía del Atlético de Madrid a 120 millones este mes de julio. Lo cierto es que los últimos días se ha desatado el caos en torno a la figura del francés, ya que el conjunto madrileño se ha plantado y está harto de la situación.

Josep María Bartomeu desató las hostilidades con una rueda de prensa el viernes donde hablaba de negociaciones con el Atlético para el fichaje de Griezmann. Ello motivó una contundente respuesta del cuadro madrileño criticando la forma de proceder del Barcelona y del propio delantero francés, por lo que el lío está servido.

Los antecedentes del caso Griezmann

El Barcelona se interesó por el fichaje de Griezmann ya la temporada pasada, cuando contactó con el jugador y casi logró su objetivo de convencerlo para fichar por el cuadro culé. Sin embargo, cuando todo el mundo daba por hecho su llegada al conjunto catalán, el francés finalmente cambió de opinión y en un video muy polémico manifestó su intención de seguir de rojiblanco.

Hay muchas versiones en relación a lo que pasó. Lo cierto es que el Atlético apostó por Griezmann ofreciéndole un salario casi fuera de sus posibilidades y trayendo futbolistas que él había pedido, caso de Lemar. Como resultado el galo decidió quedarse en el cuadro madrileño, dejando con un palmo de narices al Barcelona, que daba por hecho su fichaje.

Hay otra versión que señala que Griezmann fue convencido por los dirigentes del Atlético porque al estrenar el Wanda Metropolitano no era el mejor momento para salir. Y en consecuencia, se le prometió un salario muy elevado y la opción de salir el siguiente verano bajando su cláusula de 200 millones a 120 a partir de julio, precisamente el precio que tenía el pasado verano.

Insistencia del Barcelona pese al rechazo de plantilla y afición

En el Barcelona, que se había quedado sin Griezmann, no pareció sentar muy bien la decisión del francés, y en el comienzo de temporada parecía haberse olvidado de él. Sin embargo, a medida que pasaban los meses, en el conjunto catalán se decidió que el galo podría ser muy interesante todavía, por lo que decidió reactivar los contactos para su fichaje.

Según afirmó Miguel Ángel Gil, Griezmann tiene decidido jugar en el Barcelona desde marzo, si bien desde la Ciudad Condal niegan contactos y mucho menos el acuerdo con el futbolista, si bien reconocen que les interesa. El problema surgió cuando a finales de temporada, Griezmann manifestó que dejaría el Atlético este verano.

Inmediatamente surgieron las especulaciones sobre su destino, ya que no es muy habitual que un futbolista señale que se irá sin tener claro su destino, y ahí entró de nuevo el Barcelona en el tablero de juego. Aunque clubes como PSG o Manchester United también están dispuestos a fichar a Griezmann, parece que el conjunto catalán será su destino.

Un destino que aunque la directiva del Barcelona quiere que sea oficial cuanto antes, no está tan claro que sea aceptado por plantilla y afición, a los que sentó muy mal el rechazo de Griezmann el pasado verano, algo que no le perdonan y que podría conllevar tensiones si finalmente el galo acaba llegando.

Se desata el caos por Griezmann

Era de esperar que con la bajada de precio de Griezmann a 120 millones el 1 de julio, el Barcelona no tardase en hacer oficial su fichaje, pero sin embargo han ido pasando los días y el francés sigue teniendo contrato con el Atlético de Madrid, que comienza a estar harto del jugador, al que ya había retirado el dorsal “7” para dárselo a Joao Félix, y con el club culé.

Como antes señalaba, el comunicado emitido ayer por el equipo rojiblanco, además de las críticas a jugador y Barça, recogía que Griezmann debería presentarse el domingo para incorporarse a la expedición rojiblanca en su stage en San Rafael, ya que como jugador con contrato, debe cumplir con las normas.

El problema es que Griezmann no está por la labor, ya que considera que él ha actuado de forma correcta, comunicando con tiempo suficiente al Atlético su salida para que los madrileños pudieran planificar la próxima temporada sin él, por lo que está dolido y al parecer ha decidido no presentarse a la convocatoria de los madrileños.

Y ahí se ha desatado el caos, ya que si Griezmann no se presenta a los entrenamientos con el Atlético será sancionado en relación al régimen interno del club, si lo hace la situación sería estrambótica,ya que se sabe que no seguirá, y mientras tanto el Barcelona insiste en negociar, pese a la negativa tajante a ello del Atlético, que exige la cláusula.

Reflexión final

No cabe duda de que el francés es un jugador top, campeón del Mundo con Francia y cuyos números no dejan lugar a dudas, ya que ha logrado en 257 partidos con el Atlético 131 goles, más de 0,5 por encuentro, además de innumerables asistencias, pero sin embargo su comportamiento, ahora quiero al Barça, ahora no, ahora sí de nuevo, es cuando menos para pensárselo.

La afición no tiene clara su llegada. El vestuario está dolido todavía por su rechazo de la pasada campaña y hay dudas de si se acoplará a un club donde Messi es la estrella y los demás están a su servicio. Parece que al final el fichaje se producirá, pero habrá que ver en que condiciones llega finalmente y si en el campo logra revertir la situación. Pero por el momento como podría decirse “se armó el Belén”.

MÁS NOTICIAS:

Las estrellas del comunio 2019-2020

Marcelino quiere hacer historia en el Valencia

Vinicius año dos: La hora de la verdad

Deja un comentario