Ala Ath Atl Bar Bet Cel Dep Eib Esp Get Gir Gra Hue LP Leg Lev Mal Mall Ray RM RS Sev Val Vall Vill Lug Ovi

Aspas y Denís Suárez, claves del futuro celtiña

ASPAS ES EL CELTA, EL CELTA ES ASPAS. FUENTE FOTOGRAFIA: AGENCIAS.

El Celta tiene dependencia de Iago Aspas, sobran los análisis. El conjunto celeste siempre depende del jugador de Moaña para crear jugadas en ataque. Todo pasa por sus pies. Cuando está en el campo es sinónimo de goles y asistencias. Cuando no lo está se nota demasiado. Este año su lesión y recaídas han marcado la marcha del Celta. Cuando se lesionó no había prisa porque el Celta estaba en la zona media-alta de la clase. Pero cuando el descenso de puestos en la clasificación era patente jornada todo fueron urgencias para que volviera a jugar. Y tanta prisa hubo que recayó de su lesión hasta en dos ocasiones y eso que se le dosificó. Eso sí, cuando retornó las aguas volvieron a su cauce y el Celta no pasó apuros para eludir la permanencia. Iago Aspas es el jugador que tiene el salario mas alto de toda la plantilla del Celta de Vigo. Lo merece, sin duda.

Lo que no pudo hacer Aspas es dejar bien clasificado al Celta y los tan necesarios ingresos de TV (que dependen de la clasificación final) serán menores de lo que se esperaba antes de la lesión de Aspas.

Nuevo gallo en el corral

La Aspas dependencia era tan obvia y notoria que hacía falta otro gallo en el corral y el elegido ha sido Denis Suárez con pedigrí parecido al mago de Moaña, es decir, con rendimiento mejor en equipos gallegos que fuera. Y todo ello con el visto bueno de Aspas al punto de que parece haber sido el principal responsable de que Denís se involucre en el proyecto celtiña.

 

Trayectoria de Iago Aspas

Aspas comenzó a jugar en el Celta B en el año 2006. Estuvo fogueándose en el filial tres años antes de dar el salto al primer equipo celeste. Aspas llego en el 2009 al primer equipo del Celta, cuando estaba en Segunda. Se hizo pronto con la titularidad y ya hizo 4 goles en su primera temporada. Su temporada de explosión fue la 2011 – 2012, en la que hizo 22 goles en segunda. Ese año el equipo celeste subió a Primera. En su primera temporada en Primera marcó 12 goles y ayudó al equipo a salvarse. Era feliz. Pero una oferta mareante del Liverpool hizo que cambiara de aires. No fue feliz en Inglaterra. Iago cambió de aires y se fue al Sevilla. Tampoco fue feliz. Finalmente regresó al club de sus amores, el Celta de Vigo. Volvió a ser feliz y volvió a marcar muchos goles.

Nunca debió irse. Nunca se ira. El Celta es su casa. Hasta que se jubile. Aspas sera el buque insignia del conjunto celeste. Sí, hay jugadores que no necesitan ser felices para rendir pero Aspas sí lo necesita. Y ya está, si funciona, ¿qué más da? Si el desmesurado interés de Aspas por fichar a Denís se traduce en resultados sobre el campo, el Celta no debería tener problemas este año. Eso y que las lesiones respeten, claro.

OTRAS NOTICIAS: 

La Real Sociedad espera mejorar lo logrado la pasada temporada

El Barcelona debería jugársela por De Ligt

El fútbol femenino sale por fin a la luz

 

Deja un comentario